sábado, julio 23, 2011

Movistar se ve obligada a desvelar sus prácticas de gestión de tráfico al entrar en vigor la Ley de Neutralidad en Chile

Movistar se ve obligada a desvelar sus prácticas de gestión de tráfico al entrar en vigor la Ley de Neutralidad en Chile: "

La entrada en vigor de la ley que regula la neutralidad de la red en Chile, está obligando a las operadoras a hacer pública la política de gestión del tráfico que siguen con sus clientes. Movistar, que allí anuncia sus conexiones como 'sin restricciones', admite en la información publicada, que filtra el tráfico a sitios de descargas como Megaupload e inspecciona los principales protocolos P2P. Además, contempla dar prioridad al tráfico de los proveedores de contenidos que este dispuestos a aceptar 'condiciones especiales' para diferenciarse de su competencia.


Cada mega real se comparte entre 13 usuarios


La información publicada contiene datos que resultan muy interesantes para los usuarios y que hasta ahora era imposible conocer. El primero es la tasa de agregación, factor que indica algo así como el nivel de overbooking de la red.



Es el resultado de la división entre la suma de las velocidades nominales vendidas a todos los usuarios del ISP y la suma de la velocidad del enlace nacional e internacional disponible para el ISP.



Telefónica admite una tasa de 1:12,9, que significa que sólo se garantiza el 7,75% de la velocidad. Es decir, 13 usuarios de ADSL 20 Mbps comparten un mismo caudal real de 20 Mbps. Esta práctica es correcta, ya que estadísticamente nunca todos los usuarios utilizan el 100% de la capacidad de su conexión. El problema surge si el factor de agregación es excesivo, ya que la capacidad real debe compartirse entre demasiados usuarios.


Desconexión de los usuarios con tráfico malicioso y bloqueo de puertos


Pero la información más interesante la encontramos en el apartado 'Medidas de gestión de tráfico y administración de red'. El PDF publicado por Movistar relata de forma muy clara y con todo tipo de detalles como administra el tráfico de su red.


Por ejemplo explica como los clientes que generan tráfico identificado como malicioso, probablemente debido a una infección involuntaria, son desconectados temporalmente. En algunos casos es suficiente con aplicar un bloqueo selectivo en algunos puertos, como los utilizados para el envío de spam. Además, en el Anexo 2 del documento se listan los puertos que son bloqueados de forma general y preventiva a todos los abonados.


Reinicio de sesión al superar 29 h. conectado


Otro dato curioso es que Movistar reinicia remotamente la sesión del usuario cuando lleva más de 29 horas conectado. La explicación para esta práctica es sorprendente:



Si la sesión de un usuario se extiende por un tiempo demasiado prolongado se dificulta o se pierde el registro entre el 'inicio' y el 'fin' de la sesión, lo que imposibilita la 'identificación' de la sesión del cliente, lo cual es requerido en ocasiones para responder a los juzgados que solicitan identificar a determinados usuarios que cometen ilícitos.



Bloqueo DNS


El bloqueo a nivel de DNS impide que los clientes que los utilizan, que son la amplia mayoría, puedan resolver determinados nombres de dominio y por tanto acceder a esas direcciones. El Anexo 3 recopila 10 direcciones a las que se aplica este filtro.


Prioridad de voz y gaming sobre P2P y descargas directas


Finalmente, Movistar explica como gestiona el ancho de banda priorizando servicios que necesitan tiempo real, como la voz o el gaming, sobre el intercambio de archivos P2P y las descargas directas. El Anexo 1 lista los sitios de descarga con menor prioridad, entre los que podemos ver a los más populares, encabezados por Megaupload y Rapidshare. También se recopilan los protocolos peer-to-peer utilizados por varios clientes P2P.


Estas podrían ser practicas que se pueden enmarcar dentro de la gestión de los recursos de la red. Sin embargo el documento de Telefónica termina con un apartado muy preocupante sobre los 'Servicios Especiales de Acceso a Internet y Priorización de Tráfico', en el que la operadora reconoce sin tapujos sus intenciones de cobrar (aunque no se menciona este termino) a los proveedores de contenidos que quieran que los clientes puedan acceder sin problemas de velocidad.



Los nuevos servicios de acceso a Internet con características técnicas 'especiales' serán ofrecidos mediante ofertas no discriminatorias a todos los clientes. Asimismo, se les ofrecerán condiciones especiales a los proveedores de contenido que deseen diferenciarse de su competencia mejorando la velocidad de descarga de sus contenidos a los clientes, por ejemplo, un proveedor de vídeos de alta definición por Internet.



¿Y en España?


Los usuarios chilenos han podido tener acceso a esta información gracias a la aprobación de una Ley de Neutralidad que obliga a las operadoras a ser más transparentes. En el caso de Movistar, anunciaba sus accesos como 'sin restriciones', cuando a la luz de esta información sí existían.


En España, lamentablemente no hay forma legal de conocer qué hacen las operadoras con el tráfico dentro de su red, pero cada vez resulta más difícil de creer lo de que son ilimitadas, como anuncia la publicidad.

"