domingo, enero 30, 2011

Egipto, sin Internet, ni radio, ni televisión, ni telefonía…

Egipto, sin Internet, ni radio, ni televisión, ni telefonía…: "


¿Os imagináis el país sin Internet?


Es lo que les han hecho a los egipcios, ya sabéis. Los continuos levantamientos de su población se estaban congregando, en su mayor parte, por servicios de telefonía e Internet. ¿Qué ha hecho su espléndido gobierno? Quitar los servicios de telefonía e Internet. Puedes probarlo tú mismo tras el salto.


La imagen que veis en la entrada es el resultado de Just-Ping, hace unas horas. Si lo comprobáis actualmente, el país ni siquiera sale en la lista. Todo está caído, desde las páginas del propio gobierno, como http://www.egypt.gov.eg/, hasta cualquier proxy, o cualquier página “.eg”: todo capado. Bueno, casi todo: en concreto se habla de un 88%.


Por supuesto, tampoco está disponible ni la radio ni la televisión, ni la telefonía, de forma que se ha suprimido la totalidad de los medios de comunicación.

Empezó con Twitter, que se bloqueó el martes, al igual que Bambuser, web dedicada a la difusión de vídeo. A continuación, siguieron con Facebook y, finalmente, se decidió cortar todo el tráfico.


Por su parte, las operadoras de telefonía, como Vodafone, comunicaron que el gobierno se lo “ordenó“, y que no tienen más remedio que acatar la orden.

Si las manifestaciones son violentas o no, si deben serlo dada su situación o no, es una cosa, pero ¿evitar que la gente se exprese? ¿Una acción directa del gobierno contra todo su pueblo, sin distinción? ¿Millones de personas enmudecidas más allá de lo que alcancen sus gritos?


El propio gobierno egipcio dijo que “nunca recurrirían a estos métodos“, dándonos una idea de lo fidedigna que es su palabra. Además, se intenta cortar la comunicación hacia el exterior del país.


Cortarles la lengua tecnológica, eso es lo que han hecho. Cosas como expresar tu acuerdo o desacuerdo, como puedes hacer aquí mismo o en otra página web del mundo entero, a ellos se lo han prohibido. Yo quisiera saber qué es lo que opináis los propios internautas de ello, si creéis que en algún caso puede estar justificado o no. — Javier G. Pereda [John Herrman, The Inquirer]

"